Negocios

Cómo montar un negocio de notaría

Un notario público juega un papel crucial en el mundo de los negocios mediante la verificación de la autenticidad de las firmas y documentos en las transacciones legales. Aunque cada estado tiene sus propios procedimientos y exámenes de calificación, la mayoría requiere que los solicitantes tengan al menos 18 años de edad, sean residentes legales del estado en el que tienen la licencia y no tengan antecedentes penales para ser nombrados por una comisión estatal. Empezar un negocio de notaría no garantiza necesariamente un flujo de ingresos estable, pero proporciona un servicio que atraerá a una clientela diversa a su puerta. Sigue estos consejos de notariosmadrid.com:

1

Revise los requisitos de solicitud de notario público para su estado. El sitio web de la Asociación Nacional de Notarios ofrece información detallada sobre materiales de estudio, clases y talleres para familiarizarte con las leyes y reglamentos estatales, la ética y ejemplos de los tipos de situaciones que encontrarás. Una vez que apruebe los exámenes, deposite su fianza, haya prestado juramento ante un juez y haya adquirido su sello oficial de notario, podrá iniciar su encargo. La duración de este cargo es, por lo general, de cuatro años y es renovable previa aprobación de la autoridad nominadora.

2

Determine si quiere que su negocio de notario sea un establecimiento de ladrillo y cemento, una oficina en casa o una unidad móvil en la que se desplace a donde estén sus clientes. Investigue a su competencia para evaluar la demanda local de notarios. Muchos bancos, bufetes de abogados, empresas y oficinas inmobiliarias, por ejemplo, ya cuentan con empleados in situ que realizan tareas notariales.

Sin embargo, fuera de horario, los fines de semana y durante las vacaciones, los particulares no tienen acceso a sus servicios. Si decide alquilar un espacio de oficina tradicional, los gastos generales pueden ser prohibitivos a menos que su negocio de notaría ofrezca servicios adicionales, como fotocopias, mecanografía, correo o venta de material de oficina.

3

Registre el nombre de su nueva empresa notarial en el organismo de registro de su estado. Obtenga una licencia comercial y pague las tasas correspondientes. Poner un anuncio de «haciendo negocios como» en el periódico local. Abra una cuenta corriente comercial. Como empresario independiente, está obligado a pagar los impuestos federales y estatales, así como las tasas estatales en cada una de sus transacciones notariales. Establezca tarifas competitivas, además de tener en cuenta los gastos, como el kilometraje y el aparcamiento.

4

Haga imprimir tarjetas de visita con el nombre de su negocio de notaría, una breve lista de los servicios que presta y su información de contacto. Recorra las instituciones bancarias locales, las compañías hipotecarias, las oficinas inmobiliarias, los bufetes de abogados, las cooperativas de crédito, las oficinas gubernamentales y las empresas del vecindario. Lleve consigo sus tarjetas de visita en todo momento. Asista a los eventos de creación de redes a través de su Cámara de Comercio, organizaciones sin ánimo de lucro y organizaciones de servicios comunitarios.